Mar14

El financiamiento de la educación superior requiere de especialistas

Los recursos para la educación siempre han sido una temática de interés a nivel mundial. Sin duda se pueden realizar proyectos maravillosos para optimizar la educación superior en calidad y eficiencia. Todos imaginamos algo mejor para las universidades en el futuro, pero al momento de aterrizar en la realidad viene la pregunta: “¿Cómo se va a pagar tal progreso?”.

Arturo Cherbowski, director general de Universia y David Strangway, ex CEO de la Fundación de Canadá para la Innovación y representante de la Quest University, contestan respondieron a la pregunta anterior, durante la exposición que presentaron en el Congreso Latinoamericano de Educación Superior, con el título de “Estrategias exitosas para el financiamiento de la innovación en la educación superior”.

El Dr. Cherbowski comentó que existen muchos mitos sobre el financiamiento para la educación tanto pública como privada. Quizá el miedo más grande que existe por parte de los directivos universitarios al buscar recursos en un banco o empresa es que sienten como si estuvieran otorgando su propia autonomía a cambio de ayuda financiera. Esta es una resistencia que se debe vencer, pero también es necesario que se seleccione cuidadosamente la institución a la que se le van a pedir dichos patrocinios.

Además, hay que tomar en cuenta que estos proveedores también resultarán beneficiados mediante la vinculación con las universidades; por ejemplo, los bancos estarán visualizando entre los estudiantes a sus clientes potenciales para los próximos 15 ó 20 años y las empresas podrían estar financiando la capacitación de sus futuros empleados.

Otra forma en que las instituciones financieras y universidades pueden ayudarse mutuamente es mediante proyectos que se pueden encargar a los alumnos más destacados y así la universidad podría cobrar por los mismos, en una operación “ganar-ganar”.

Afirmó  que hay un gran problema de comunicación en la relación universidad-empresa, ya que si bien en la mayoría de las escuelas de educación superior existe una persona encargada de la vinculación entre, pocas veces la institución financiera sabe a dónde dirigirse para hacer propuestas que pueden convenir a ambas. Es importante que las universidades den la capacitación necesaria a su vinculador para reclutar empresas que pueden llegar a ser fuentes de financiamiento.

Por su parte, el Dr. Strangway comentó que la educación en Canadá y en Latinoamérica son muy similares. Incluso tomó a la Universidad Autónoma de Guadalajara como ejemplo de desarrollo: “La UAG comenzó con un pequeño terreno en 1935 y ahora está en una de las zonas más importantes de Guadalajara, con diversos campus alrededor de la república y tiene otros negocios exitosos”, comentó.

Actualmente, dos universidades canadienses, la British Columbia y la Quest, siguen directa o indirectamente el modelo de crecimiento de la UAG, añadió.

La University British Columbia empezó como una universidad de artes liberales y humanidades y fue la primera universidad en realizar campañas propias para formarse un capital; con los años ha ido creciendo y las campañas continúan, los recursos se utilizan para el mejoramiento de las aulas y el otorgamiento de becas.

La Quest University inició operaciones en 2007 con un concepto de community college, muy parecido a UNICO. Esta nueva universidad surgió gracias a un donador que se interesó en regresar al campo científico. En la actualidad ha crecido considerablemente en ciencia y tecnología y tiene estudiantes de más de 20 países.

Dijo finalmente que la filantropía debe beneficiar a la educación, ya que ésta es la columna vertebral de la sociedad. Si hay una buena educación el futuro será más prometedor.

Enviar:
Imprimir:
Descargar:

Galería de Fotos

Video Relacionado

Integridad