Feb02

Enfermedades sistémicas podrían detectarse con visitas al dentista

Maestra y alumna de la UAG ganan premio en Salud bucal a nivel internacional.

Por Arturo Padilla/

Con un examen bucal exhaustivo, hecho por un especialista, podrían ser detectadas a tiempo enfermedades sistémicas como hematológicas, inmunológicas, genéticas, tumorales o endocrinopatías, anemia, diabetes, así como efectos secundarios de medicamentos, afirmaron Diana Aguirre Cortés, pasante de la Facultad de Odontología, y la Dra. Evangelina Gutiérrez Cortés, Profesora Investigadora y maestra de las materias de Estomatología y Patología Oral de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG).

Ellas consiguieron el primer lugar en el IV Concurso de Casos Clínicos e Investigación durante el Congreso Internacional de la Asociación Mexicana de la Patología y Medicina Bucal celebrado en Huatulco, Oaxaca, con la investigación denominada “Frecuencia en detección de lesiones orales en la Clínica de Odontología de la Universidad Autónoma de Guadalajara” que desarrollaron durante 11 meses. En el estudio catalogan la prevalencia de lesiones (daños, heridas y otros) que padecen los pacientes atendidos en la clínica y sus tratamientos.

Señalaron que elementos como la textura y color de la mucosa, hidratación de la boca, integridad del tejido y úlceras dan información sobre la salud del paciente y se puede detectar enfermedades graves durante la visita al dentista.

Con los resultados hicieron un cartel que mostraron en dicho congreso, donde se divide las prevalencias en dos grandes grupos: aquellas que no son patológicas y las que sí lo son y que deben cuidarse y tratarse (desde Herpes Labial hasta Carcinomas Orales).

“Queremos inspirar a los odontólogos y motivar la detección de lesiones en la boca; generalmente sólo nos fijamos en los dientes, sin embargo, hay muchas alteraciones que generalmente son el primer síntoma de una enfermedad que la gente no sabe que padece. Pueden encontrarse padecimientos asintomáticos que representan manifestaciones orales de enfermedades que ponen en peligro la salud del paciente”, dijo la pasante.

Entre las alteraciones detectadas por las investigadoras destacan Pigmentaciones Fisiológicas (no malignas) y cambios de tonalidad en tejidos o encías que tienen que ver con la genética y tono de piel.

En segundo lugar, están los Gránulos de Fordyce, granos diminutos, indoloros y en relieve de color blanco, amarillo o crema, de tamaños de 1 a 3 mm de diámetro, que pueden aparecer en los labios y mucosa de la boca. También descubrieron Liquen Plano, una enfermedad inmunológica que se presenta en piel y boca, su inicio es asintomático, no se cura, pero puede contralarse y causa estragos como lesiones en la boca y dolor, se confunde con hongos.

Se encontró además Hiperplasia Fibrosa, un aumento en la mucosa por fibras de colágeno. Otro de los casos más comunes en los pacientes son las lesiones traumáticas, vasculares como varices bucales y las conocidas como boqueras (grietas en las comisuras de los labios); en otros se descubrió Leucoderma, una placa blanca/grisácea que se puede encontrar en la parte interna de las mejillas, no causa problemas o grados de malignidad, pero sí se puede confundir con la Leucoplasia, que sí tiene potencial de malignizase.

Otro padecimiento común es la Melanosis del Fumador, el fumador activo presenta una pigmentación (manchas) en los labios y boca. Los pacientes presentaron lesiones de papiloma escamoso, una enfermedad viral provocada por el virus del papiloma humano, que puede ser uno de los responsables del desarrollo de Carcinoma Escamocelular.

Por último, hablaron del Granuloma Piógeno, que se desarrolla por la acumulación de alimento o suciedad estancado entre o en los dientes, genera un aumento de tejido que causa sangrado y es asintomático (indoloro) para el paciente.

Las odontólogas recomendaron asistir dos veces al año a una revisión completa de la cavidad oral, así como a la autoexploración y reconocimiento de los tejidos de su boca (revisión visual, de labios, mejillas, lengua, garganta y dientes) para la detección preventiva de cualquier alteración como el cáncer oral, que se puede ver como: manchas blancas, rojas, cafés, aumentos de volumen y lesiones ulcerativas.

En la Facultad de Odontología de la UAG existe una clínica de medicina oral y patología dedicada a la identificación, diagnóstico y tratamiento de alteraciones localizadas en tejidos blandos, óseos y glándulas salivales, que pueden ser de naturaleza local, manifestación de enfermedades sistémicas o de medicamentos. El área atiende los miércoles a partir de las 10:00 horas a 14 horas.

Enviar:
Imprimir:
Descargar: