Feb02

Ya entró en vigor la factura electrónica 3.3

Al final el Director de Contaduría le entregó un reconocimiento al ponente. 

Por Alfredo Arnold/

Después de dos prórrogas que dio el año pasado el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para la entrada en vigor de la nueva versión 3.3 de la factura electrónica, la obligación por fin está vigente a partir del primer día del 2018.

La primera fecha señalada por el SAT para  la aplicación de esta nueva versión del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) era el 1 de julio del 2017, luego se movió al 1 de diciembre, y ya en forma definitiva es obligatoria la emisión de la nueva versión desde el 1 de enero de este año.

La versión 3.3 es la única válida

Asimismo, el plazo para la emisión de comprobantes con el complemento para la recepción de pagos será hasta el 31 de marzo del 2018, y el proceso de aprobación para la cancelación de facturas electrónicas entrará en vigor el 1 de julio.

Así lo señaló el Ing. José de Jesús Méndez Espinoza, durante la conferencia “Proceso de facturación electrónica versión 3.3. Disposiciones y herramientas de decisión”, que impartió a estudiantes de Contaduría Pública de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

Las modificaciones hechas a la factura electrónica tienen el objetivo de actualizar e incrementar la calidad de la información de este documento; eliminar o prevenir prácticas indebidas y mejorar la interacción entre los contribuyentes y el SAT.

Entre las modificaciones con respecto a la versión 3.2 destacan los nuevos tipos de comprobantes de nómina y de pagos; la incorporación de 46 reglas de validación, como por ejemplo el cálculo de redondeo, tipo de cambio y validez del RFC, y la inclusión de 17 catálogos para estandarizar los datos.

Los nuevos catálogos son más complejos, sobre todo en los datos de clave-producto-servicio; tan sólo en la clave del producto se tendrá que elegir entre más de 50 mil códigos. Las empresas deberán ser muy cuidadosas para empatar sus claves internas con las claves fiscales.

Por otra parte, dijo Méndez Espinoza que una de las ventajas de la nueva versión es que, en el portal del SAT, existe una herramienta gratuita que permite emitir facturas de acuerdo a las nuevas especificaciones.

El conferencista estimó que esta podría ser la versión definitiva de la facturación digital o por lo menos va a durar mucho tiempo en vigor.

La conferencia tuvo lugar en el aula Herman Neuberger del edificio de Humanidades, y al finalizar la conferencia y la sesión de preguntas y respuestas el director de la carrera, C.P. Juan Carlos Arámbula entregó un reconocimiento al expositor.

Enviar:
Imprimir:
Descargar: