Dic10

Inició el Foro Internacional Fe y Ciencia


Inició el Foro Internacional Fe y Ciencia

 El Cardenal Arzobispo de Guadalajara, Mons. Francisco Robles Ortega, destacó la relevancia del evento haciendo alusión a los títulos que se asignan a la virgen María y que dan título a este Foro: “Vida, Dulzura y Esperanza nuestra”.

El mensaje de la Virgen de Guadalupe tiene una total vigencia y actualidad; las palabras que dijo a Juan Diego: “Yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive”, nos indican que sólo en Dios se vive, sólo en Él se vive a plenitud la dignidad de ser un hombre a imagen y semejanza de Dios”. Así lo afirmó el cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara, durante su intervención en la ceremonia inaugural del IX Foro Internacional Fe y Ciencia, realizada este lunes en la Universidad Autónoma de Guadalajara.

Después del acto protocolario con que se iniciaron las actividades, la entrada de la Bandera Nacional y la entonación del Himno Nacional Mexicano y el Himno de la Universidad Autónoma de Guadalajara, correspondió al Magnífico Rector de esta casa de estudios, Licenciado Antonio Leaño Reyes, hacer uso de la palabra para dirigir un mensaje con motivo de la relevancia y trascendencia de este Foro Internacional Fe y Ciencia:

“El motivo que nos reúne –dijo el Licenciado Leaño Reyes– es de gran trascendencia; el tema de este año es de particular interés, pues la Santísima Virgen María de Guadalupe ha sido elegida por la Universidad,  para estar bajo su patrocinio y porque Ella es mediadora de las bendiciones del Cielo. Se espera que este Foro contribuya a restaurar la fe y a fundamentar nuestra labor educativa en valores.

“Vivimos tiempos difíciles,  pues oscuros intereses tratan de imponernos una forma de vida contraria al orden querido por Dios, mediante la promoción de leyes que atentan contra su Voluntad y afrentan el orden natural. En este orden de ideas resalta la posición adoptada por el Cardenal Arzobispo de Guadalajara,            Mons. Francisco Robles Ortega, quien valientemente ha expresado  ya su rechazo a esa visión anticristiana.

“Debemos recordar que la Santísima Virgen es un Don de la Providencia Divina para que a través de Ella alcancemos las gracias del Cielo. Ella se ha hecho presente a lo largo de toda nuestra historia, desde la formación de nuestra Patria, la gesta de Independencia y las luchas heroicas de los soldados cristeros del siglo pasado. Como entonces, hoy Ella sigue presente, está viva entre nosotros y estamos bajo su protección. Por eso es importante que acudamos al Santo Rosario, la mejor de las armas de que disponemos para fortalecernos en la fe”.

Al hacer uso de la palabra, el Presidente del Comité Organizador del Foro Fe y Ciencia,Licenciado Juan José Leaño Espinosa, resalta la importancia del evento debido a que atravesamos por una época de confusión.

En su intervención destacó:  “El tema que nos convoca es de especial relevancia porque atravesamos épocas en las que el mundo está enfermo bajo la influencia de una mentalidad hedonista, agnóstica y  nihilista, pero sobre todo por nuestras claudicaciones.

“Ya previsto por su Santidad Pío XII, quien anunciaba tiempos en que el hombre llegaría a despreciar el orden querido por Dios e intentaría la exaltación del hombre mismo, se hace evidente que vivimos una época de confusión, de un gran trastocamiento, en el que el homo economicus se considera el criterio máximo para la solución de los problemas del mundo, tiempos de anemia de la voluntad, del aniquilamiento de la sindéresis, de la desaparición de la metafísica, del desprecio de lo sobrenatural. En fin, son tiempos de todo,  menos de Dios.

”Frente a ese desalentador estado de cosas nos consuela saber que son tiempos penúltimos  y que al final, el triunfo será de Dios.

“Para nosotros deben ser tiempos de testimonio, de firmeza en la fe, de buscar la restauración de todo en Cristo.

“Así como David venció a Goliat, revestidos de la fe y con las armas sobrenaturales que Dios ha puesto a nuestro alcance, tenemos que hablar desde nuestra pequeñez; tal y como lo hicieron San Francisco de Asís, Santo Santiago, San Francisco Javier, los doce franciscanos que iniciaron la evangelización de México.

“Es necesario fincar nuestras acciones y convicciones en la Virgen de Guadalupe; Ella debe resplandecer hoy más que nunca. Ella develará la insidia del demonio y finalmente aplastará su cabeza. Por eso se eligieron estas conferencias, para prepararnos para la tormenta, para la liberación con la intervención de la Santísima Virgen María, quien limpiará nuestros corazones”.

Por último, en su intervención, el Cardenal Arzobispo de Guadalajara,              Mons. Francisco Robles Ortega al hacer uso de la palabra, destacó la relevancia del evento haciendo alusión a los títulos que se asignan a la virgen María y que dan título a este Foro: “Vida, Dulzura y Esperanza nuestra”.

Esos títulos –señaló Mons. Robles– le corresponden perfectamente y nacen de la experiencia de nuestra verdadera identidad. No es, la Virgen, una diosa, sino verdadera madre del verdadero Dios. Así ella lo confirmó cuando le decía a Santo Juan Diego: “Yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive”.

Tras Ella brilla el sol, y su presencia encierra un mensaje: “Sólo en Dios se vive a plenitud la dignidad de ser un hombre a imagen y semejanza de Dios”.

Finalmente, el Arzobispo expresó sus deseos para que el evento logre éxito y bendijo a los participantes.

Enviar:
Imprimir:
Descargar:

Galería de Fotos

Video Relacionado

Tecos vs Necaxa